¿Qué es un Test A/B y para qué sirve?

Test A/B
5
(1)

Cuando trabajamos en el mundo digital, mejorar la efectividad y rentabilidad de nuestra estrategia de marketing se ha convertido en una de nuestras principales prioridades. Y es así como el test A/B se ha ganado un pedacito de nuestro corazón 🙂

¿Quieres saber por qué digo esto? Entonces, sigue leyendo. Hoy vamos a hablar de los tests A/B y de las ventajas que tiene utilizar esta técnica en tu estrategia de marketing digital.

¡Vamos a ello!

¿Qué es un test A/B?

Un test A/B es una técnica que compara la efectividad de dos elementos. Mediante este proceso se desarrollan y se prueban dos variantes del mismo elemento para comprobar cuál funciona mejor en base a los resultados obtenidos.

Normalmente los tests A/B se utilizan en landing pages o campañas de email para probar qué tipo de contenido funciona mejor con el objetivo de obtener una mayor tasa de clic (CTR) o tasa de apertura.

Los elementos que se suelen probar y testear son las llamadas a la acción, los textos, los colores, el asunto de un email, la longitud de un formulario de contacto o la ubicación de un formulario de suscripción.

Otros términos que utilizamos para referirnos al test A/B son:

  • Prueba A/B
  • A/B testing
  • A/B test

¿Cómo funciona un test A/B?

El funcionamiento de una prueba A/B es muy simple y no necesitas conocimientos técnicos para llevarla a cabo.

Simplemente tienes que crear dos versiones (versión A, versión B) de un mismo elemento, por ejemplo, una llamada a la acción con el texto ¡Ahorra un 50%! y otra con ¡Aprovecha la promo! y lanzarla a dos grupos de usuarios durante un período de tiempo determinado.

¿Qué CTA tuvo un mayor porcentaje de clics? ¿Con cuál obtuviste mayor tasa de conversión? En cuanto analices las métricas y determines qué botón de llamada a la acción funciona mejor, es la que deberías implementar para optimizar tus resultados.

Eso sí, antes de lanzar estas versiones, es imprescindible establecer los objetivos que quieres alcanzar: ¿aumentar tu lista de suscriptores? ¿aumentar ventas? ¿aumentar la tasa de apertura de tu email?

Solo así puedes establecer las métricas correspondientes para luego determinar cuál de las versiones es la que debes implementar en tu estrategia de marketing.

Cosas que no se pueden hacer en un test A/B

Hay varias cosas que debes evitar a la hora de implementar una técnica A/B testing en tu estrategia de marketing. Los errores más comunes y que debes evitar a toda costa son:

  • Testear varias variables al mismo tiempo. Cuando realizamos un test con dos versiones, tan solo debemos modificar una variable, ya sea el color, el texto, el tamaño o la tipografía utilizada, pero nunca todas a la vez. En caso contrario, nunca sabrías exactamente qué es lo que está funcionando mejor y el análisis de las métricas ya no sería tan sencillo. De hecho, ya no estaríamos ante un test A/B, sino antes un test multivariable.
  • Ser impaciente. No te dejes llevar por la prisa, dale el suficiente tiempo al test para que los resultados sean lo más relevantes y fiables posible. Para ello, te recomiendo que antes de ejecutar la prueba, definas el tiempo que va a estar activa y cumplas este período a raja tabla.
  • No experimentar. Los tests A/B están creados para esto, para experimentar y arriesgar. Si tienes una idea, pruébala. En caso contrario, nunca sabrás si funciona o no.

¿Por qué debo implementar un test A/B en mi estrategia de marketing digital?

Vale, ya sabes qué es un test A/B y cómo funciona, pero… ¿Sabes exactamente cuáles son las ventajas de aplicar estas pruebas en tu estrategia de marketing digital?

1. Aumento de las conversiones

Los tests A/B son un técnica muy utilizada para mejorar las conversiones de nuestra estrategia de marketing.

Si sabemos qué es lo que funciona mejor y conseguimos aumentar nuestros resultados, el ROI o retorno de la inversión sí o sí también va a mejorar.

Además, los tests A/B no requieren una gran inversión. Más bien requieren de paciencia por nuestra parte y un esfuerzo de analítica que quizá antes no se realizaba.

Resultados de un test A/B

2. Detección de posibles errores en la web

Otra de las principales ventajas de llevar a cabo una prueba de este tipo en una web es que podemos detectar algún problema o error que dificulta la conversión en nuestro sitio.

Muchas veces una tasa alta de rebote en una página de nuestra web o una ratio de conversión muy baja se debe a errores de diseño, de copy, tamaño de las fuentes, tipografía o incluso al mensaje que transmitimos. Esto como te puedes imaginar afecta directamente la rentabilidad y a los beneficios de nuestro negocio.

3. Innovación y creatividad

¿Crees que el copy que utilizas en tu landing page o tus emails es demasiado formal? ¿Quieres innovar y hacer que el mensaje sea más divertido y captar la atención de tu público?

Antes de implementar estos cambios, ¡haz pruebas! Quizá lo que tu pienses que va a funcionar mejor, no es tan bien acogido por tu público objetivo.

Determina el período y las métricas que vas a utilizar para analizar los resultados y crea dos versiones. En la versión A deja del texto que utilizabas hasta ahora y, en la versión B, ponte creativo.

Pasado el tiempo que has determinado (por ejemplo, una semana, una quincena o un mes) analiza los KPIs. ¿Ha funcionado mejor el nuevo copy? Si es así, implementa el cambio de forma definitiva.

4. Conocer mejor a tu público

Al analizar los resultados de tus tests A/B te darás cuenta de que estás conociendo un poquito mejor a tu audiencia. Sabrás qué es lo que prefiere, cómo percibe tu contenido, qué mensajes funcionan mejor y qué es lo que de verdad les importa.

5. Acertar siempre (o casi siempre)

Como acabamos de ver, hacer pruebas A/B te ayuda a conocer mejor a tu público y te ayuda a definir tus futuras estrategias y optimizar los resultados.

Volvamos al ejemplo anterior. Si mediante un test A/B hemos comprobado que nuestros usuarios interactúan más cuando utilizamos un lenguaje informal en una determinada landing page, ¿por qué no llevar esta estrategia al resto de la web? Y por supuesto, aplícalos también a tus newsletters.

Una vez implementado este cambio, puedes probar otros elementos (colores, botones de CTA, fuentes…) y así ir refinando tu estrategia para conseguir los mejores resultados. Eso sí, recuerda, los cambios mejor de uno en uno para determinar exactamente qué variables son las que funcionan y cuáles no tanto.

A/B testing en las campañas de email marketing

Aunque esta técnica es perfecta para cualquier estrategia de marketing digital, ya sea una landing page para conseguir ventas, un formulario para captar leads o mejorar los resultados de un anuncio de Facebook, ha conseguido ser imprescindible en casi cualquier campaña de email. 

¿Por qué? Fundamentalmente por la facilidad a la hora de implementarlo. De hecho, si utilizas Mailchimp y WordPress o MailerLite y WordPress, verás que la propia plataforma te da la opción de crear y ejecutar tests A/B de forma automática.

Aunque cada plataforma de email marketing lo gestiona de una manera diferente, normalmente vas a poder testear los siguientes elementos de tus campañas:

  • Subject o asunto
  • From, sender o remitente
  • Contenido del email
  • Hora de envío

Ya sabes que no todos los públicos tienen el mismo comportamiento. Lo que le funciona a una empresa, puede que no funcione en tu caso, por eso es tan importante hacer pruebas dar respuesta a muchas dudas que se nos plantean a la hora de crear una campaña de email:

  • ¿Funcionan mejor los asuntos con emojis o sin ellos?
  • ¿Si utilizo variables tipo {nombre} consigo mayor CTR?
  • ¿Mejor un CTA que resalte en el email o un botón mucho más sutil?
  • ¿Funciona mejor un vídeo o una imagen en el cuerpo del email?
  • ¿Cuál es la mejor hora para enviar una newsletter?
  • ¿Influye la hora de envío en la tasa de apertura?

Conclusión…

El test A/B se ha convertido en una técnica casi imprescindible dentro de cualquier estrategia de marketing online, especialmente cuando hablamos de las campañas de email. Son fundamentales para mejorar las conversiones e ir poco a poco refinando nuestras campañas de marketing para optimizar los resultados.

Y tú, ¿has probado ya esta técnica? Anímate y comparte los resultados con nosotros 🙂

¡Puntúa este artículo!

Total votos: 1. Promedio: 5

No hay comentarios

Escribe un comentario