7 herramientas para hacer un test de velocidad web

Herramientas para hacer un test de velocidad web
5
(1)

Hacer un test de velocidad web es una de las tareas más importantes y de las primeras que tienes que hacer cuando quieres mejorar el posicionamiento SEO de tu sitio. Y te estarás preguntado… ¿qué tiene que ver la velocidad con el posicionamiento en buscadores? Tiene que ver mucho, demasiado diría yo.

Tanto es así, que en este post quiero que veamos por qué es tan importante medir la velocidad web, qué herramientas puedes utilizar para hacer un test de velocidad y además te daré algunos consejos para que puedas mantener y mejorar los tiempos de carga de tu sitio web.

Por cierto, algo que sé que te va a gustar. Las herramientas que vamos a ver para hacer un test de velocidad web puedes utilizarlas online y gratis (de forma limitada, eso sí) que siempre es un gran punto a su favor.

¿Vamos con ello?

Antes de nada, ¿por qué tengo que medir la velocidad de mi web?

La respuesta rápida: un test de velocidad web te servirá para conocer la salud de tu sitio y poder tener así un punto de partida con el objetivo mejorar la experiencia de usuario y escalar posiciones en las SERPs de Google.

Imagínate que estás en una página web y quieres comprar unas zapatillas de deporte, pero los productos no terminan de cargar, es casi imposible cambiar de página o acceder a un producto en concreto… ¿Qué es lo que haces? Seguro que lo mismo que yo, cerrar la página y buscar en otra web.

Si tienes un negocio online, esto es lo que debes evitar a toda costa. Cada segundo en tu web cuenta, así que mide la velocidad de tu web y luego lleva a cabo tareas de optimización web que te permitan acelerar los tiempos de carga al máximo.

Ahora veamos las mejores herramientas para hacerlo.

Las mejores herramientas para hacer un test de velocidad web

Como ya te dije al principio, todas estas herramientas puedes utilizarlas online y de forma gratuita. El funcionamiento es muy similar, basta con introducir la URL de tu sitio, esperar un par de segundos y automáticamente te dará un resultado.

Muchas de ellas también te proporcionan consejos y recomendaciones que puedes llevar a cabo para mejorar tu puntuación.

1. GTmetrix

El una de las herramientas de velocidad más utilizadas actualmente y una de las más completas por todos los datos que ofrece.

Una vez que introduces la URL de tu sitio, pulsa en «Test your site» para obtener los resultados de tu web. Verás un panel como el que te muestro a continuación, con los resultados de la velocidad de tu web, la optimización de imágenes, compresión, peticiones, tamaño de la web… ¡Y esto solo en la versión gratuita!

Resultados GTmetrix

Probar GTmetrix.

2. Pingdom Tools

Realmente Pingdom es una herramienta de monitorización que te ofrece reportes de actividad de tu web, velocidad, transacciones, visitas… Es una herramienta muy completa y muy conocida gracias al test de velocidad web que tiene de forma gratuita en su web.

El funcionamiento es muy similar a la anterior. Introduces el dominio, la localización desde la que se realiza el test de velocidad y ¡listo!

Eso sí, a veces menos es más. Y lo cierto es que a la hora de interpretar los resultados, quizá sea una de las más sencillas.

Resultados Pingdom Tools

Probar Pingdom Tools.

3. PageSpeed Insights de Google

Google siempre trata de ponérnoslo todo más fácil (bueno, casi siempre), así que ellos también han decidido tener su propia herramienta para medir la velocidad web.

La interfaz es muy intuitiva, basta con introducir el dominio y un par de segundos después la herramienta te devuelve el diagnóstico de tu sitio con errores que debes corregir o mejoras que puedes implementar. De hecho, verás algo como lo que te mostramos a continuación:

Rsultados PageSpeed Insights de Google

Probar PageSpeed Insights de Google.

4. Test my site de Think with Google

Si la mayoría de tráfico que recibes en tu web es a través de dispositivos móviles, una herramienta como Test my site de Think with Google te vendrá de perlas. Está diseñada únicamente para conocer la velocidad de tu web en dispositivos móviles:

Rsultados Test my site

Lo que más me gusta de esta herramienta es que es muy intuitiva y fácil de interpretar. Además, te permite realizar comparaciones de tu dominio con la competencia, obtienes recomendaciones y puedes generar un informe para compartir con el resto de tu equipo.

Por cierto, tiene una opción para conocer el impacto económico que puede tener en tu negocio una disminución del tiempo de carga de tu web. ¡Esta opción me encanta!

Evaluar impacto económico de la mejora de la velocidad web

Probar Test my site de Think with Google.

5. WebPageTest

Otra opción bastante completa es WebPageTest. En este caso te permite elegir la localización, el navegador e incluso el dispositivo desde dónde se realiza la medición. Una vez realizado el test, tendrás acceso a un resumen con los datos principales de tu web, pero también una vista detallada por si quieres ir un paso más allá.

Resultados WebPagetest

Probar WebPageTest.

6. Dotcom-Monitor

Una buena opción para realizar un test de velocidad de carga rápido es Dotcom-Monitor. En este caso puedes escoger parámetros como el navegador o la localización para obtener resultados más precisos.

Resultados Dotcom-Monitor

Probar Dotcom-Monitor.

7. WebSitePulse

En la versión gratuita tan solo puedes elegir una de las tres localizaciones diferentes (Saint Louis, Miami o Munich), aunque te ofrece un análisis detallado y también recomendaciones para mejorar tu sitio.

Rsultados WebSitePulse

Probar WebSitePulse.

¡Importante! Utiliza siempre el mismo medidor de velocidad web

Si has probado ya alguna de estas herramientas, o si lo vas a hacer, te darás cuenta de que cada una de ellas utiliza criterios de medición diferentes. De hecho, te habrás fijado que utilizando la misma URL en todos los ejemplos, los resultados no son iguales.

Es por eso que, para conocer tus avances, es necesario que utilices siempre la misma herramienta. De hecho, puedes tener a mano dos, una para medir la velocidad web y otra para conocer el nivel de rendimiento, pero nunca utilizar diferentes tests para medir lo mismo.

4 errores que no debes cometer si quieres mejorar los tiempos de carga

Ya tienes una buena colección de herramientas para hacer un test de velocidad web, ahora quiero que conozcas algunos errores muy comunes que pueden estar afectando a los tiempos de carga de tu sitio.

1. No fijarte en el plan de hosting que contratas

Los cimientos de una web son como los de una casa, cuanto más fuertes y robustos son mucho mejor. Así que, a la hora de elegir un hosting no lo dudes, sí o sí hazte con uno que tenga discos SSD y esté optimizado para obtener el máximo rendimiento de tu web.

Un plan de Hosting SSD hará que tu web vaya más rápido, mejorarás los tiempos de carga y ofrecerás una buena experiencia de usuario a tus visitas. Y así, esto Google lo tiene muy en cuenta a la hora de posicionar tu web en los resultados de búsqueda.

Por último, si tienes un plan de hosting compartido, asegúrate de que tu proveedor de hosting utiliza una tecnología como CageFS (o similar) que permita tener aisladas todas las cuentas. De esta forma, la actividad de los vecinos de tu servidor no interferirá en absoluto al rendimiento y al funcionamiento de tu web.

2. Pasar de la optimización web

Hacer una web y olvidarte de ella… ¡Eso nunca!

Tener una web rápida implica realizar tareas de optimización y monitorización para mantener los tiempos de carga bajo control y aumentar la velocidad de tu sitio. Es un trabajo constante y que nunca debes dejar de lado:

  • Minificación de recursos: para eliminar bytes innecesarios de tu web.
  • Utilizar un sistema de caché: puedes hacerlo configurando WP Super Cache o W3 Total Cache.
  • Ojo con los plugins que tienes instalados: si tienes complementos instalados en tu web, que sea porque los estás utilizando. Los plugins que tengas desactivados, elimínalos por completo de tu instalación y no dejes que puedan suponer un problema para el rendimiento o seguridad de tu web.
  • Cuidado con el spam: especialmente cuando tienes un blog los comentarios de spam pueden multiplicarse en tu web. Mantenlos bajo control con un plugin como Akismet.

Si utilizas WordPress, aquí te dejos una guía para WPO que te va a ser de mucha ayuda 🙂 .

3. Olvidarte de las imágenes

Otro error muy común es no cuidar la optimización de imágenes. Cada byte cuenta.

Si tienes una imagen de 450 kb en tu web o en tu blog, créeme que no pasa nada. Pero… ¿y si en vez de una tienes 20, 50, 100 o 1000? Entonces ahí las cosas cambian.

Utilizar imágenes sin optimizar podría ralentizar tu web y ya sabes que significa eso, ¿verdad? Yo te recomiendo que, si utilizas WordPress, valores la posibilidad de utilizar alguna herramienta online y que, además, utilices un plugin como EWWW Image Optmizer, Imsanity o Lazy Load que te ayuden con la compresión y la carga diferida de imágenes.

4. No medir

En mi opinión, uno de los errores más graves que puedes cometer. Y, si no dime, ¿cómo piensas mejorar la velocidad de tu web si no conoces el rendimiento actual? ¿Cuál es tu objetivo? ¿Cómo sabes cuánto has mejorado?

Sé que si has llegado a este post es porque buscas herramientas para medir la velocidad web, así que vas por muy buen camino.

Conclusión…

Hacer un test de velocidad web es una de las primeras tareas que debes realizar si quieres implementar mejoras para aumentar el rendimiento y la optimización de tu web.

Estas herramientas que acabamos de ver te ayudarán a realizar un test de velocidad web en muy pocos segundos. Yo te animo a que las pruebes todas y después que elijas una para que puedas realizar un seguimiento de tu sitio. Como habrás visto, cada una de ellas utiliza sus propios criterios de medición, por lo que los resultados que ofrece cada una varían significativamente.

Y tú, ¿con qué herramienta te quedas para comprobar la velocidad de tu web?

¡Puntúa este artículo!

Total votos: 1. Promedio: 5

María Acibeiro

Dicen que si trabajas en lo que te gusta, no tendrás que trabajar nunca más. Así que, por aquí nos veremos mucho más de lo que te imaginas 😜

No hay comentarios

Deja un comentario