¿Qué es el SEO negativo y cómo combatirlo?

Combatir SEO negativo
5
(3)

Tal y como existen técnicas y estrategias que permiten mejorar el posicionamiento web en los motores de búsqueda, también existen muchas otras que pueden hacerte perder todas esos días, meses e incluso años de mucho trabajo en menos tiempo del que imaginas. Estas técnicas son comúnmente conocido como ataques de SEO negativo o negative SEO.

El SEO negativo podría no solo dañar tu reputación online, sino que Google te puede penalizar afectando gravemente a la posición de tu web en el buscador más utilizado del mundo.

¿Te imaginas que, de repente, tu web desaparezca de los resultados de búsqueda? Seguro que es algo que quieres evitar a toda costa, por eso es muy importante que sepas identificar qué es el SEO negativo para mantenerte alerta y proteger tu web de posibles ataques. ¡No dejes que sea demasiado tarde!

¿Entramos en materia?

¿Qué es el SEO negativo?

El SEO negativo o negative SEO engloba un conjunto de técnicas de dudosa ética o ilegales a ojos muchos buscadores con un único objetivo: dañar el posicionamiento de una web en Internet.

Estas técnicas son penalizadas por los buscadores más importantes como Google, por lo que si en algún momento las detecta, penalizará tu web y es probable que desaparezca por completo de los resultados de búsqueda.

¿Te imaginas que tu negocio depende únicamente de tu web y reciba un ataque así? Los resultados pueden ser desastrosos por lo que es mejor estar prevenidos y mantenerse alerta de posibles ataques.

¿Es lo mismo SEO negativo que el Black Hat SEO?

Muchas veces se confunden las técnicas Black Hat SEO con el SEO negativo, pero realmente no son lo mismo. Aunque las dos estrategias engloban técnicas de posicionamiento web ilícitas o de dudosa ética, tienen un objetivo diferente.

  • Objetivo del SEO negativo: dañar la reputación de una marca en Internet hasta hacerla desaparecer de los resultados de búsqueda. Este tipo de ataques no los realiza la propia marca, sino la competencia o cualquier otro usuario malintencionado que quiera tirar por la borda todo su trabajo.
  • Objetivo del Black Hat SEO: mejorar en muy poco tiempo el posicionamiento de una web en los motores de búsqueda. Lo realiza la propia empresa para subir de posición más rápida en los resultados de búsqueda.

Pese a que el objetivo de estas dos estrategias sea diferente, el resultado final puede llegar a ser el mismo. Los buscadores son muy difíciles de engañar, por lo que en cuanto detecten que las acciones tomadas van en contra de sus directrices es muy probable que la web acabe desapareciendo de los resultados de búsqueda.

¿Cómo sé si estoy recibiendo un ataque de SEO negativo?

La mayoría de veces no te enteras de que estás recibiendo un ataque hasta que ves que tu web está perdiendo posiciones en los resultados de búsqueda y el tráfico que recibes a tu web ya no es el que era.

La falta de monitorización web es uno de los peores errores que podemos cometer con nuestra web, ¡además es gratis!. Existen un montón de herramientas como Google Analytics o Google Search Console que te permiten configurar alertas y avisos de forma totalmente gratuita para estar al tanto de lo que ocurre en tu web. De hecho, debemos prestar atención a:

  • Cambios bruscos de tráfico
  • Gran aumento de enlaces a tu sitio
  • Empeoramiento de los tiempos de carga
  • Caídas de la web
  • Títulos o descripciones raras en los resultados de Google

Si detectas algunos de estos síntomas, entonces debes estar alerta. Posiblemente alguien esté intentando atacar a tu web, así que debes tomar medidas para que no vaya a peor.

6 formas de prevenir ataques de SEO negativo a tu web

Guantes de boxeo: Prevenir ataque de SEO negativo

Un ataque de SEO negativo puede ser muy perjudicial para tu web, pero si llevas a cabo las medidas de prevención y protección necesarias no tienes nada de qué preocuparte.

La monitorización web es un aspecto fundamental para enterarte a tiempo real de lo que está sucediendo en tu web. Lo peor que te puede pasar es darte cuenta de que estás recibiendo un ataque de SEO negativo porque ya estás perdiendo posiciones en el ranking de Google. En este punto ya es mucho más difícil y costoso alcanzar la posición que tenías antes. Así que, hay algunas cosas que debes hacer, sí o sí:

1. Activa las notificaciones en Google Search Console

Una de las mejores formas de prevenir un ataque de SEO negativo a tu web es estar alerta de todo lo que pasa en tu sitio. Para ello, la mejor solución es que te des de alta en Google Search Console, antes conocido como Google Webmaster Tools.

Lo más importante es que, una vez configurado, habilites las notificaciones por correo electrónico. Así, cada vez que se detecta un problema en tu sitio (falta de conectividad, penalización, problemas de indexación, malware…), te enviarán una notificación por correo electrónico para que puedas corregirlo a la mayor brevedad posible.

2. Combate los hackeos a tu web

Una de las formas más habituales de hacer SEO negativo es hackeando tu web. ¿Cómo lo hacen? Aprovechando alguna vulnerabilidad o agujero de seguridad por el cual puedan colarse en el panel de administración de WordPress o cualquier otro CMS que estés utilizando.

Créeme que mucho más habitual (y fácil) de lo que piensas. Por ejemplo, hace muy poco se detectó una vulnerabilidad en el plugin InfiniteWP Client que permitía el acceso al panel de administración de WordPress sin contraseña. Es por ello, que actualizar WordPress y mantener todos los plugins y plantillas al día es una de las tareas de mantenimiento más importantes que debes hacer en WordPress.

Otra recomendación es que te apoyes en un plugin de seguridad para WordPress. Casi todos estos complementos te permiten realizar escaneos de malware, recibir notificaciones o alertas ante un problema de seguridad o bien realizar tus propios backups. Nunca está demás añadir una capa de seguridad extra a tu sitio, así que valora la posibilidad de instalar uno en tu web.

Además, también es muy importante que los cimientos de tu web sean sólidos. ¿A qué me refiero con esto? A que utilizar un hosting de calidad es la base principal para que tu web sea segura. Por ejemplo, las medidas de seguridad a nivel de servidor o las copias de seguridad son aspectos clave que deberías tener en cuenta a la hora de contratar un plan de alojamiento web.

3. Deshazte de los backlinks tóxicos

Si buscas “comprar enlaces” o “comprar backlinks seo” en Google verás la cantidad de resultados que te devuelve el buscador. Hay miles de plataformas que se dedican a la creación de enlaces hacia tu sitio por unos pocos euros, así que si alguien está intentando dañarte mediante esta técnica, lo tiene muy fácil.

Pero, ¿cómo sé si alguien me está atacando con enlaces tóxicos? Lo mejor de todo es realizar un seguimiento periódico de todos los enlaces entrantes que recibe tu web. Para ello puedes utilizar alguna herramienta como Majestic o Ahrefs y te notificarán de todos los enlaces que tienes a tu sitio.

Si ves que los enlaces crecen como la espuma o se multiplican de un día para otro, ¡mucho cuidado! Eso significa que esos enlaces no son de calidad, sino que están pagando por ello, y ya sabes que esto no cumple con las directrices de calidad de Google.

¿Una solución? Podría decirte que contactases con las webs que enlazan a tu sitio, pero si se trata de un ataque de SEO negativo vas a tener que realizar cientos o miles de contactos y es casi inviable. Y no solo por el tiempo que vas a tardar en contactar con ellos, sino porque difícilmente vas a recibir una respuesta favorable.

Lo mejor es que le hagas saber a Google que están tratando de desprestigiar tu marca mediante la creación de enlaces artificiales a tu sitio. De hecho, en Search Console tienes una herramienta para solicitar la desautorización de estos enlaces y que el buscador no los tenga en cuenta.

Eso sí, asegúrate de que los enlaces son fraudulentos. Lo mejor es realizar una auditoría y una lista con las URLs que vas a enviar a Google ya que habrá sitios en los que sí quieras conservar el backlink a tu web. Aquí tienes más información sobre cómo desautorizar enlaces en tu web.

4. Detecta el contenido duplicado

Todo el trabajo y esfuerzo que has destinado a crear y publicar contenido de calidad en tu web puede esfumarse por una práctica tan dañina como la de redistribuir y duplicar el contenido de tu sitio en otras webs.

Ya sabes que Google valora muy positivamente que el contenido sea 100% original y único, pero si este aparece en otros sitios es posible que Google lo detecte y pierdas posiciones en el ranking.

Pero, ¿cómo sé si alguien ha plagiado mi contenido? La forma más rápida de saberlo es utilizando una herramienta que detecte el contenido duplicado. Tú introduces la URL de la página que quieres revisar y la herramienta te devuelve qué páginas o sitios tienen contenido muy similar al tuyo. Por suerte existen muchísimas herramientas que te ayudan a realizar un análisis gratuito, por ejemplo:

5. Vigila el rendimiento de tu web

Otra de las técnicas más utilizadas en un ataque se SEO negativo es la de sobrecargar el servidor a base de peticiones. Seguro que te haces una idea de lo que es si te hablo de los ataques de denegación de servicio o DDoS.

Estas peticiones se realizan mediante bots que envían miles de peticiones por segundo con el objetivo de saturar el servicio y tumbar el servidor. Ante los ojos de Google la web estará caída y esto afectará a tu posición en buscadores.

¿La solución? Utilizar un plan de hosting con medidas de seguridad a nivel de servidor que prevengan tu web de este tipo de ataques. Y, ¡muy importante! Asegúrate de que tenga soporte 24/7 por si algo llega a pasar.

Dicen que la prevención es la mejor forma de protección, así que cuando te decantas por un servicio de hosting compartido como nuestros planes de Hosting SSD, tienes que cerciorarte de que las cuentas estén aisladas con un sistema CageFS (o similar) para que un ataque de estas características o malas prácticas de otro usuario del servidor nunca te lleguen a afectar a ti.

¡Y no solo eso! Una herramienta de monitorización web como Pingdom tampoco está demás. Te permite controlar el tiempo de actividad de tu web y recibir notificaciones por email o SMS para estar siempre alerta de lo que está pasando en tu web.

6. Monitoriza tu marca en redes sociales

Quizá la técnica que menos pueda afectar directamente a tu posicionamiento web, pero que sí puede dañar enormemente tu reputación online.

Muchas personas que se dedican a realizar este tipo de ataques también crea perfiles falsos en redes sociales con el nombre de la marca, colores y estilos haciéndose pasar por ella. Como esto no deja de ser una suplantación de identidad, lo mejor que puedes hacer es denunciarlo ante la propia red social para que cierren la cuenta lo antes posible.

Pero, ¿cómo sé si están haciendo eso con mi marca? Puedes buscar tu nombre y ver qué hablan de ti utilizando los propios buscadores de las redes sociales, aunque si prefieres algo más rápido y más práctico te recomiendo utilizar una herramienta como Mention.

Conclusión…

Decimos que el SEO negativo es un conjunto de técnicas poco éticas que se utilizan para sabotear el posicionamiento de una web en buscadores.

Las técnicas de SEO negativo más comunes son el hackeo de la página web, enlaces entrantes tóxicos, contenido duplicado, ataques al servidor en el que está alojada la web y suplantación de marca en redes sociales.

Como hemos comentado más arriba, muchos ataques de estos se detectan cuando ya es demasiado tarde. Es por ello que utilizar herramientas de monitorización web es fundamental para estar alerta de cualquier problema que puede ocurrir en tu sitio. Y no nos olvidemos del plan de hosting que utilizas, es otro factor fundamental que debes tener en cuenta para mantener la seguridad y el posicionamiento de tu sitio.

Y tú, ¿alguna vez has sido víctima de un ataque SEO? Cuéntanos tu experiencia 🙂

¡Puntúa este artículo!

Total votos: 3. Promedio: 5

Tags:
,
No hay comentarios

Escribe un comentario