Black Hat SEO: ¿Qué es y qué técnicas se aplican?

Black Hat SEO

Hecha la ley, hecha la trampa. El Black Hat SEO hace referencia a un conjunto de técnicas de posicionamiento web poco ortodoxas o simplemente técnicas un poco diferentes a las habituales. ¿El objetivo? llegar a la posición más alta del ranking de Google en el menor tiempo posible.

Dicho así no parece algo “malo” o complicado de conseguir, pero todo lo contrario. Esta técnica roza la legalidad en las normas impuestas por nuestro amigo Google. Así que, hacer un mal uso de algunas estrategias de Black Hat SEO o que Google detecte que las estás llevando a cabo, pueden acabar por perjudicarte mucho más de lo que piensas.

¿Quieres que profundicemos en el tema y saber un poco más sobre el Black Hat SEO? En este post te explicamos qué es el Black Hat SEO, cómo funciona y veremos algunas de las estrategias más conocidas de Black Hat SEO que le pueden dar un gran impulso al SEO de tu web (¡o una buena patada!). ¡Vamos allá!

¿Qué es el Black Hat SEO?

Definimos el Black Hat SEO como un conjunto de técnicas de posicionamiento web poco éticas y que contradicen las directrices de Google. El objetivo principal es subir el máximo número de posiciones en el ranking de Google en el menor tiempo posible, en definitiva, alcanzar rápido las primeras posiciones.

En otras palabras, el Black Hat SEO es una estrategia que intenta engañar a Google mediante técnicas de SEO un poco “gamberras”. O para que me entiendas mejor, haciendo trampa.

A modo de curiosidad, ¿sabes de dónde proviene el término Black Hat SEO? En las películas de vaqueros o película western los “malos” siempre se representaban con un sombrero negro, de ahí a que estas “malas” técnicas se denominen Black Hat, en castellano, Sombrero Negro.

Técnicas Black Hat SEO

Técnicas Black Hat SEO No vale de nada que te hablemos de cómo puede penalizarte Google si llevas a cabo una estrategia así, si no sabes de qué técnicas estamos hablando. Además, también es importante que sepas detectaras para saber cuándo una página no está haciendo bien las cosas.

Cloaking

Incumple por completo las directrices de Google. Esta técnica consiste en hacer creer a Google que tu página es una, mientras que al usuario le estás mostrando otra completamente distinta que no está siendo rastreada por los motores de búsqueda.

Antes era una de las técnicas Black Hat SEO más utilizadas por la facilidad de poder engañar a los buscadores. El servidor identificaba si el contenido era solicitado por un robot de Google o por un usuario para entregar el que correspondía. Pero Google se ha adelantado y es capaz de detectar una técnica de cloaking al instante. Así que, si estabas pensando que podría llegar a ser una buena idea, ¡quítatelo ya de la cabeza!

Keyword stuffing

También una técnica muy popular, pero que todavía se realiza en algunas páginas y que, si eres capaz de engañar bien a Google, te puede salir la jugada redonda.

El Keyword stuffing consiste en utilizar una o varias keywords de forma reiterada o excesiva en el texto de una web. Si lo haces varias veces y dentro de un contexto determinado, puede ser aceptado por Google, ya que considera que es una palabra relevante para tu contenido. En cambio, cuando llenas una web con una keyword objetivo, Google puede interpretarlo fácilmente como spam y penalizará tu posición.

¿Hay un límite a la hora de incluir palabras clave en el contenido de una web? No, claro que no. Lo más importante que debes tener en cuenta es que el contenido que elabores sea original, de calidad y fácil de interpretar. No te centres en un determinado porcentaje de uso de keywords, sino en ofrecer el mejor contenido a tus visitas.

Links ocultos

Esta técnica trata de ocultar los enlaces o links del texto utilizando CSS o JavaScript e igualando la fuente, el tamaño o el formato al resto de contenido. ¿El objetivo? Llenar el texto de enlaces sin que los usuarios puedan detectarlo, pero Google… ¿crees que no se dará cuenta?

Spinning

Podemos decir que el Spinning es una de las técnicas Black Hat SEO menos peligrosas y que todavía es muy común ver hoy en día.

El Spinning consiste en crear nuevos artículos o cualquier otro tipo de contenido a partir de un texto original. Es decir, copiar o reescribir textos y publicarlos como si fueran originales y sin hacer referencia al original.

Esto te permite crear contenido de manera fácil y rápida, convirtiendo el Spinning en una de las técnicas Black Hat SEO más queridas (¡aunque no por Google!).

Contenido oculto

Mediante esta técnica puedes realizar Keyword stuffing, o lo que es lo mismo, llenar tu web de palabras clave pero sin que los usuarios puedan percibirlo.

¿Cómo se consigue? Incluyendo texto en tu web con el mismo color de fondo de tu página o con un tamaño casi imperceptible para el ojo humano.

Comentarios spam en blogs

Google no te va a penalizar si dejas un comentario en uno de tus blogs favoritos. Te va a penalizar si lo haces de manera abusiva y sin sentido alguno.

Si tienes un blog, seguro que no es la primera vez que recibes varios comentarios a la vez del mismo usuario que simplemente escribe un texto aleatorio como Gracias e incluye el enlace a su web. Si haces esto de manera repetida y en diferentes blogs, Google considera que es spam y no va a quedarse quiero.

Una buena estrategia de link building es muy diferente a esto.

Compra y venta de enlaces

Al igual que en el caso anterior. La única forma de ganar autoridad frente a Google es que otras páginas te enlacen de manera natural y dentro de un contexto determinado. Y la única forma de conseguirlo es creando contenido original y de calidad.

Comprar y vender enlaces en webs con alto PageRank o autoridad del dominio es una técnica que a Google no le hace nada de gracia.

Page hijacking

No es una de las más populares ya que es demasiado evidente.

El Page hijacking consiste en realizar una copia o duplicidad de una página web para que Google crea que se trata realmente de la original con el objetivo de subir posiciones en el ranking.

¿Puede penalizarme Google por realizar una estrategia Black Hat SEO?

La respuesta corta es sí. Y de ser así, prepárate para lo peor.

Lo más importante que debes tener en cuenta es que, en ocasiones, las técnicas Black Hat SEO pueden funcionar muy bien, pero si Google lo detecta, te penalizará gravemente por ello. Entonces la pregunta es, ¿vale la pena correr el riesgo?

La mejor opción: White Hat SEO

Si quieres caminar sobre tierra firme, lo mejor es que dejes de correr riesgos innecesarios y optes por una opción mucho más “limpia”. Aquí entran en juego las técnicas de White Hat SEO.

Las técnicas White Hat SEO respectan por completo las directrices y las normas de Google y los resultados son los mismos. Eso sí, en un período más largo de tiempo. Los resultados de las técnicas White Hat no son inmediatos, sino que necesitan más tiempo para que tu web pueda empezar a posicionarse en el ranking de Google.

Técnicas White Hat SEO

Técnicas White Hat SEO

Seguro que te resultan mucho más familiares de lo que pensabas. Una estrategia White Hat SEO incluye las técnicas de posicionamiento “buenas” que utilizamos la mayoría de nosotros en nuestra web para mejorar la visibilidad en Google. Algunas de las más importantes son:

Velocidad y tiempos de carga

Para ello es necesario tener tu web optimizada y, por supuesto, utilizar un hosting web de calidad que te permita ofrecer a tus visitas tiempos de respuesta récord.

Experiencia de usuario

Otro pilar fundamental para que tus visitas pasen tiempo en tu web, repitan y conviertan.

Diseño responsive

Muy ligado al anterior. Hoy en día los móviles están comiendo mucho terreno a los ordenadores de mesa y tu web tiene que adaptarse a estos dispositivos. Además, no olvides que el nuevo algoritmo Mobile-First Index de Google también lo tiene muy en cuenta.

Contenido de calidad

Ni copiar, ni reescribir, ni imitar… Trata de ser tú, es la única forma de ser original. El contenido te ayudará a posicionarte y que la gente te encuentre en Google. Para ello, recuerda que tener un blog es un requisito fundamental para atraer visitas y tráfico a tu web.

Link building

Conseguir enlaces hacia tu web es una de las técnicas SEO off page más importantes para que Google que tenga en cuenta.

Recapitulando

Como hemos visto, el Black Hat SEO es un conjunto de técnicas que tratan de mejorar el posicionamiento de una web en el menor tiempo posible engañando o llevando a cabo prácticas que pueden poner tu web en el punto de mira.

Si Google considera que estás realizando este tipo de estrategia y lo detecta, te penalizará y es posible que tardes mucho tiempo en recuperar tu posición en la página de resultados.

Y tú, ¿ya conocías todas estas técnicas? ¿Alguna vez has hecho algo de Black Hat SEO en alguna de tus webs? Cuéntanoslo 🙂

 

Verónica Casas

Licenciada en Comunicación Audiovisual y amante del mundo de las tecnologías y de todo lo relacionado con páginas web y marketing online. Dedico parte de mi tiempo a escribir en este blog con el objetivo de ayudarte a lanzar tu negocio online. ¡Emprendamos juntos este viaje!

No hay comentarios

Deja un comentario