¿Qué es una IP estática y dinámica y en qué se diferencian?

Persona conectando un cable de accecso a Internet
5
(2)

Si has aterrizado en este post seguramente sea porque te estás preguntando, ¿qué es una dirección IP? O, ¿en qué se diferencia una IP estática y dinámica? ¿Cuál estoy utilizando?

Si es así, lo mejor de todo es empezar por el principio para entender estos dos conceptos a la perfección. Así que, primero vamos a empezar viendo qué es una dirección IP. Una vez explicado el concepto, veremos qué es una IP estática y dinámica, en qué se diferencian y para que se utiliza cada una de ellas.

¿Vamos a ello?

¿Qué es una dirección IP?

Una dirección IP, del inglés Internet Protocol (Protocolo de Internet) es un protocolo de comunicación que nos permite identificar a un dispositivo en la red y, a su vez, hace posible que se establezcan comunicaciones entre ellos.

Las direcciones IP están construidas de cuatro octetos separados por puntos y cada uno de estos bloques es un número entre 0 y 255. Por ejemplo, una dirección IP es del tipo: 172.16.4.205.

Para que lo entiendas, una dirección IP funciona igual que la dirección de tu casa. El país, el municipio, la calle y el número de tu casa identifica dónde vives exactamente y no existe otra dirección igual. Pues en el caso de las direcciones IP ocurre exactamente lo mismo. A todos los dispositivos conectados a la red se le asigna un conjunto de números únicos para poder identificarlos y que se pueda establecer una comunicación entre ellos.

Estos dispositivos pueden ser desde un teléfono móvil, una televisión, un router, el servidor web en el que alojas tu página o incluso un horno inteligente que programas desde tu móvil. Es decir, cualquier dispositivo conectado a Internet tiene sí o sí asignada una dirección IP, y esta puede ser una IP estática o dinámica.

IP estática y dinámica, ¿en qué se diferencian?

Persona dudando entre qué es una IP estática y dinámica

Su propio nombre ya nos permite hacernos una idea entre la diferencia que existe entre una IP estática y dinámica. Ojo, también se le conoce como IP fija y dinámica.

Una dirección IP estática es la que se asigna a un determinado dispositivo y se mantiene con el paso del tiempo. En cambio, las IP dinámicas cambian cada cierto tiempo. De todas formas veámoslo con un poco más de detalle para saber las ventajas de cada una de ellas y cuándo se utilizan.

IP estática

Una dirección IP estática es una dirección asignada por tu ISP de forma permanente a un dispositivo. Esta dirección nunca se modifica, aunque sí es posible reasignar una nueva.

Características de las direcciones IP fijas:

  • Mayor velocidad
  • La conexión suele ser más estable
  • Suelen tener coste ya que se asignan de forma manual
  • Como solo tú puedes usarla, tienes un mayor control sobre ella
  • Al mantenerse fija en el tiempo es necesario llevar a cabo medidas de seguridad para evitar ataques

IP dinámica

Una dirección IP dinámica la asigna tu proveedor de Internet al dispositivo que quiere tener acceso a Internet. Esta dirección no es fija, sino que, cada vez que se reinicia, puede modificarse.

Características de las direcciones IP dinámicas:

  • Al poder ser utilizadas por más de un usuario, la conexión es menos estable
  • Los proveedores ISP las suelen ofrecer de manera gratuita
  • Al ir cambiando, es menos probable que alguien las ataque

¿Cuándo necesito una dirección IP estática o fija? ¿Y una dinámica?

Normalmente no necesitas tener una dirección IP estática, aunque las cosas cambian cuando tienes tu propia página web.

¿Te imaginas que un servidor web cambia constantemente de dirección IP? Para que el navegador pueda entrar a una página web y entregar el contenido, habría que configurar la nueva IP en la zona DNS del dominio cada vez que se cambie. Esto puede provocar que la web deje de estar operativa hasta que el cambio de DNS se propague por la red.

En cambio, que la dirección IP del cliente cambie no supone ningún problema a la hora de navegar por Internet.

Al tener menos latencia y mayor velocidad de carga y descarga, también es habitual utilizar IP estáticas para juegos online. También en servicios de correo electrónico, VPN o conexiones remotas.

Te puede interesar: ¿Qué es un servidor DNS y cómo funciona?

En conclusión

Todos los dispositivos conectados a una red tienen que tener asignada una dirección IP para que se puedan comunicar entre sí. Un ordenador, una impresora, un teléfono móvil… Sea el dispositivo que sea, si está conectado a Internet tiene asignada una dirección IP.

En función de si esta dirección es fija o variable, tenemos que diferenciar entre IP estática y dinámica. En servidores web, servidores de correo, juegos online o redes locales suelen utilizarse direcciones fijas, hay menor latencia y mayor velocidad de carga y descarga. Eso sí, en las direcciones IP fijas es necesario llevar a cabo medidas de seguridad más fuertes que una dinámica.

¿Alguna duda? Si es así, ya sabes que la sección de aquí abajo está justo para eso 😉 .

¡Puntúa este artículo!

Total votos: 2. Promedio: 5

No hay comentarios

Escribe un comentario