Por qué es tan importante el anchor text para SEO

Importancia del anchor text para SEO
5
(2)

Estoy segura de que habrás oído mil veces lo importante que es trabajar en una buena estrategia de linkbuilding para mejorar el SEO de tu web, pero muy pocas veces se hace hincapié en el elemento estrella de esta estrategia de marketing digital: el anchor text.

Lo cierto es que crear un buen anchor text o texto ancla es fundamental a la hora de construir enlaces y tiene un impacto muy fuerte sobre el posicionamiento de tu página web. Así que dedícale tiempo y los resultados no tardarán en llegar.

¿Quieres profundizar un poco más sobre el impacto de los textos ancla o anchor texts sobre el SEO? Pues vamos a ello 🙂 .

¿Qué es el anchor text?

Anchor text o texto ancla es la parte visible de un enlace, link o hipervínculo y aporta información sobre la página a la que un usuario será dirigido.

Aquí te muestro gráficamente qué es el anchor text o el texto ancla:

Ejemplo gráfico del anchor text o texto ancla de un link
La principal función del anchor text es ofrecer información al usuario sobre qué tipo de información se va a encontrar en la página de destino, pero también aporta información a los motores de búsqueda como Google, por lo que es un factor SEO muy importante.

Normalmente estos textos ancla o anchor text se muestran subrayados o de otro color para que el usuario sepa que puede hacer clic sobre él y que será redirigido a una página relacionada con ese contenido.

Tipos de anchor text

En función del texto que utilicemos para enlazar a otros contenidos (ya sean los nuestros propios o páginas externas) podemos diferenciar entre estos tipos de anchor text:

  • Concordancia exacta o keyword exacta: son los anchor text que utilizan la palabra clave exacta para enlazar el contenido. Puede ser interesante optimizar el anchor text para SEO en los links más potentes, pero sin abusar de ellos si no queremos que Google lo interprete como spam y nos penalice. Por ejemplo, «hosting».
  • Concordancia amplia o sinónimos: se incluyen variaciones de la palabra clave o sinónimos para reforzar la posición, pero sin sobreoptimizarla. Por ejemplo, «hosting con discos SSD NVMe».
  • Branded o de marca: en este caso se utiliza el nombre de la marca como anchor text. Por ejemplo «LucusHost» para enlazar a un artículo de nuestro blog.
  • Naked: la propia URL se usa como anchor text. Por ejemplo “www.lucushost.com”.
  • Genérico: se utilizan palabras o frases genéricas para enlazar. Es muy habitual el uso de textos como «pulsa aquí» o  «más información».
  • Branded + keyword: se utiliza el nombre de la marca y se añade la keyword por la que se intenta posicionar. Por ejemplo, «hosting LucusHost».
  • De imagen: cuando enlazamos una imagen a una determinada URL, Google tomará como anchor text o texto ancla el atributo ALT de esa imagen.

¿Por qué es tan importante el anchor text para SEO?

Aunque con el paso del tiempo los motores de búsqueda han cambiado y mejorado los factores de posicionamiento en su ranking, el anchor text o texto ancla de los enlaces siempre han sido primordiales a la hora de posicionar una página web. Eso sí, la forma de usarlos ha cambiado mucho en los últimos años.

La sobreoptimización del anchor text hasta Google Penguin

Con el objetivo de mejorar la calidad de los resultados de búsqueda, en el año 2012 se lanzó una de las mayores actualizaciones del algoritmo de Google: Google Penguin. Esta actualización pretendía eliminar el spam y luchar contra los enlaces de baja calidad.

Hasta ese momento, la cantidad de enlaces que recibía un sitio era fundamental para estar en los primeros resultados de Google, por lo que todas las estrategias se centraban en conseguir el mayor número de backlinks y sobreoptimizar el anchor text con las keywords por las que se quería posicionar.

Esta forma de manipular los resultados de Google actualmente se considera una técnica black hat SEO, por lo que utilizar únicamente tus textos ancla con la keyword exacta puede perjudicar gravemente tu posicionamiento.

El papel del anchor text en el SEO actualmente

Google cada vez se parece más a una persona que a un robot. Utilizar textos con palabras clave exactas con el único objetivo de posicionar ya no vale.

Esto no quiere decir que el anchor text ya no sea relevante para SEO, sino que la forma de utilizarlo ha cambiado.

Si antes importaba la cantidad de enlaces entrantes a una web, ahora importa la calidad. Si antes utilizar la keyword exacta era bueno para SEO, ahora quiere variedad y naturalidad.

¿Qué quiere decir esto? Si has escrito alguna vez textos para una web o para un blog, te habrás dado cuenta que enlazar de manera natural una keyword no es tan sencillo. Es por ello que actualmente Google tiene muy en cuenta el uso de sinónimos, variaciones de la keyword y también las palabras clave long tail para que los textos sean legibles y no parezca que están escritos para robots.

En definitiva, los links y los anchor texts siguen siendo relevantes para SEO. Pero no te centres en la cantidad, sino en conseguir backlinks de calidad y utilizar un texto ancla lo más natural posible para que Google no piense que estás intentando hacer trampa.

Buenas prácticas para crear un anchor text

Buenas prácticas para crear un anchor text

Utilizar de forma repetida las keywords exactas en los anchor texts ya has visto que no vale. Lo importante es ser (y parecer) natural, y esto únicamente se consigue combinando los diferentes tipos de anchor texts que vimos antes.

Es decir, podrás enlazar de forma natural una determinada keyword, pero es algo que pocas veces va a suceder. Lo más importante es que a la hora de crear tus anchor texts tengas en cuenta lo siguiente:

1. Incluye información relevante

El anchor text tiene que informar al usuario (y a Google, no nos olvidemos) sobre lo que va a encontrar en la página de destino. Es por ello que debe estar muy relacionado con el contenido y aportar valor.

Si incluyes un anchor text que nada tiene que ver con la página web a la que enlazas, ¿de qué te sirve? Tus usuarios no tendrán una buena experiencia y, aún por encima, Google te puede penalizar.

2. No utilices siempre los mismos anchor text

No utilices como texto ancla siempre la misma palabra. ¡Google puede considerarlo como spam! Ya dijimos que sobreoptimizarlos con palabras claves exactas no va a posicionar mejor, todo lo contrario.

3. Evita anchor texts genéricos

Hay veces en los que no queda más remedio que poner un «más información» o «pulsa aquí» como anchor text, pero si puedes evitarlo, hazlo. No aportan nada en cuanto a posicionamiento y en muchas ocasiones es posible sustituirlos por el contenido de la página de destino.

4. Haz que sean visibles

Cuida la ubicación de los anchor text en tu web, pero también su apariencia. Ten en cuenta que para que la gente haga clic en ellos deben destacar sobre el resto del contenido (diferente color, subrayado…).

5. Ojo con los hipervínculos al pegar los textos en tu web

Si creas el contenido en un editor de texto como Word o Google Docs, es posible que al copiar y pegar el documento en tu gestor de contenidos se modifique el formato. Por ejemplo, hay algunas versiones de WordPress que reconoce las “” de manera distinta a los editores de texto y los enlaces pueden dejar de funcionar.

Conclusión

Los anchor texts o textos ancla pueden ser tus principales aliados si quieres ir subiendo posiciones en el ranking de Google, pero eso sí, debes trabajarlos y usarlos de la manera más natural posible. Recuerda que escribes para personas, no para bots.

Está bien que incluyas algunas keywords en tus textos ancla y esto ayudará a tu SEO, pero no abuses. Google puede interpretar que es spamy ya sabes que nada bueno puede pasar si esto sucede.

¡Puntúa este artículo!

Total votos: 2. Promedio: 5

Tags:
,
No hay comentarios

Escribe un comentario