¿Qué es un bot y para qué se utiliza?

Qué es un bot
5
(2)

Seguro que habrás escuchado o leído en más de una ocasión que los bots van a dominar el mundo, y en cierta medida ya lo están haciendo. Lo cierto es que el término «bot» es cada vez más utilizado en el mundo de Internet y las nuevas tecnologías, pero… ¿Tienes claro a qué nos referimos cuando hablamos de «bots»? Si no es así, no te preocupes, en este artículo voy a explicarte qué es un bot en informática, para qué sirve y te mostraré algún ejemplo para aclarar cualquier duda que puedas tener.

¿Qué es un bot?

Un bot (de robot) es un software o programa informático que realiza tareas repetitivas a través de Internet, simulando el comportamiento de un humano. Estas tareas suelen ser el envío de mensajes, emails, activación de recordatorios, posts en redes sociales o simplemente ofrecer respuestas cuando utilizamos algún buscador de voz como Siri o Alexa.

Sí, esa persona que parece que está dentro de nuestro teléfono o de nuestro ordenador es un bot, y para dar este tipo de respuestas necesita cierta inteligencia. De hecho, están preparados para que sean más inteligentes o, por lo menos, que sean más rápidos y efectivos que los humanos. Y te pongo un ejemplo para que veas de lo que hablo.

Cuando hacemos una búsqueda en Internet, por ejemplo, «comprar saco de dormir», el buscador nos devuelve los resultados perfectamente ordenados por relevancia para nuestra búsqueda. ¿Te imaginas lo que tardaría una persona en ordenarlos con los miles de millones de páginas web que existen en la red? Pues esto es lo que hacen los bots.

¿Para qué se utilizan los bots?

Ahora que ya sabes qué son los bots, podemos decir estos programas informáticos sirven principalmente para hacernos la vida un poco más fácil. Tareas que a nosotros podrían llevarnos horas, días o años, ellos las hacen de manera casi instantánea. Pero, ojo, no todos los bots están creados para ayudarnos.

Los usuarios maliciosos han sabido aprovechar la capacidad de los bots para poner en peligro nuestra seguridad en la Red. Es por eso que, según su uso y las tareas que ejecutan, debemos diferenciar entre dos tipos de bots: los buenos y los malos.

Tipos de bots: los buenos y los malos

Tipos de bots: Bots buenos y malos

Sí, ya sé que se pudieron esmerar un poquito más en la forma de llamarlos, pero así es mucho más fácil de entenderlo. Existen bots que nos ayudan en nuestro día a día y otros que simplemente han sido creados con el objetivo de perjudicar nuestra seguridad en la web o incluso la de nuestro negocio.

En realidad podríamos decir que los buenos o malos son los que están detrás de estos softwares, pero este tema mejor lo dejamos para otro post…

Bots buenos

Empezamos por los bots que no nos perjudican y que nos hacen la vida un poquito más fácil.

Rastreador información en la web o web crawler

También conocido como araña web, indizador web o indexador web, se encargan de analizar, recopilar y clasificar la información de las páginas web de forma automática. Debido a todas las webs que hay publicadas, esta tarea sería imposible de realizar para un humano.

Estos bots tienen sus propias reglas a la hora de clasificar o posicionar la información para un determinado término de búsqueda. De hecho, cada buscador tiene sus propios bots o arañas con un algoritmo determinado. Por ejemplo, las reglas que utiliza Google a la hora de posicionar el contenido no son las mismas que utiliza Yahoo o Bing.

A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos de posicionamiento SEO y de lo importante que es trabajar en nuestra web para subir posiciones en los resultados de búsqueda. Cuanto más arriba, más posibilidades de que nos visiten y compren en nuestro sitio.

Y aquí es cuando empiezas a pensar que estos bots han sido pensados para fastidiarte la vida y no para facilitártela… 😉

¡Por cierto! Recuerda lo importante que es para los buscadores como Google tener optimizados los tiempos de carga de la web para ofrecer una buena experiencia de usuario. Y no te olvides tampoco de que la base de todo ello es utilizar Hosting SSD de calidad que te permita mejorar el rendimiento y la velocidad de tu página.

Chatbots

Los chatbots o bots de mensajería ya forman parte de nuestro día a día. De hecho, los chatbots de hace algunos años ya no tienen nada que ver con los de ahora. Actualmente incorporan inteligencia artificial que permiten mantener una conversación casi como si de un humano se tratase.

Muchas páginas web los añaden a través de un plugin o cualquier herramienta similar con el objetivo de ofrecer respuestas rápidas a preguntas muy comunes. De hecho, en Facebook es una práctica muy habitual y fácil de configurar si tienes una página para tu negocio. Mira, por ejemplo, como lo hacen en eDreams:

Ejemplo del bot de Facebook de eDreams

Bots de envío de correo masivo

¿Te imaginas cuánta gente necesitaría una empresa de transportes para enviar de forma manual las notificaciones de cambio de estado de un pedido? O si tienes una tienda online, ¿tendrías tiempo de enviar manualmente todos los correos de confirmación de pedido o cambios de contraseña? Te aseguro que no.

Los bots permiten realizar envíos masivos de correo a cientos o miles de cuentas a la vez, programarlos o simplemente enviar recordatorios o avisos para tareas programadas. Esto es muy práctico tanto a nivel de usuario, ya que la recepción del correo tras una petición es prácticamente automática, como cuando gestionas tu propio negocio.

Bots en redes sociales

Aunque acabamos de ver un ejemplo de cómo funcionan los chatbots de Facebook, en redes sociales también existen otro tipo de bots que sirven para publicar contenido de forma automática.

Ya te explicamos en su día cómo conectar WordPress con Facebook, pero realmente se puede hacer con casi todos los CMS y con cualquier plataforma social (Telegram, Twitter…). De esta forma, cada vez que publicas un post en tu blog o lanzas una oferta, automáticamente el bot lo anuncia en tu perfil social con el objetivo de mantener informados a todos tus seguidores.

¿La ventaja? Principalmente el ahorro de tiempo que ello supone. Eso sí, esto no quiere decir que puedas descuidar tus redes sociales. Aunque saques publicaciones de forma automática, tienes que estar pendiente de comentarios, sugerencias o reseñas que puedan dejar acerca de tu empresa.

Bots de monitorización web

En los últimos años se han desarrollado un montón de herramientas que te permiten analizar tu web con el objetivo de detectar cualquier problema o simplemente para monitorizar las métricas de rendimiento o tráfico.

Estas herramientas de monitorización web no son más que un sistema de bots que trabajan continuamente para que tú tengas toda la información relevante de tu web a golpe de clic y puedas centrarte en otros aspectos de tu negocio.

Bots de feeds

Otro tipo de bots que pueden ayudarte en el día a día de tu negocio son los recolectores de feeds o feed fetchers.

El funcionamiento es sencillo. Tú suscribes en estos programas qué páginas deseas seguir y ellos se encargan de congregar y mostrarte el contenido actualizado de cada una de ellas. De esta forma siempre estás al día de las noticias relacionadas con tu sector sin necesidad de revisar web por web qué han publicado y también te ayudará a obtener ideas para elaborar tu propio contenido. Feedly es un buen ejemplo de un lector de feeds.

Bots maliciosos

El vaso no siempre está medio lleno, sino que a veces hay que tener un poco de cuidado con el uso que algunos usuarios le dan a los bots. El principal objetivo de estos robots maliciosos es atacar la seguridad de una web o la de las visitas que navegan en ella.

Aquí tienes varios ejemplos de bots maliciosos:

Spambots

Los spambots o bots de spam son programas informáticos diseñados para realizar envíos masivos de spam. Estos bots se encargan de recopilar direcciones de email que están publicadas en Internet de forma automática y las utilizan con el objetivo de enviar contenido publicitario o incluso malicioso, como es en el caso del phishing.

Aunque muchos gestores de correo trabajan incansablemente para frenar estas prácticas, muchas veces estos emails se crean de tal forma que pasan los filtros anti-spam y se cuelan en tu bandeja de entrada.

Estos bots también son utilizados para dejar comentarios de forma masiva en blogs o suscripciones en webs, pudiendo comprometer la seguridad de tu página y también la de quienes te visitan.

¿Utilizas WordPress? En su día te hablamos de cómo evitar el registro de usuarios spam en WordPress, así que ya es hora de plantarle cara a los spammers, ¿no crees?

Granja de bots

Hay estudios que revelan que entre un 9% y 15% de las cuentas de Twitter presentan un comportamiento propio de bots. Esto quiere decir que parte del tráfico de redes sociales es falso y simplemente se crea con el objetivo de modificar o influir de alguna manera en la opinión pública.

¿Cómo lo consiguen? Estos bots se encargan de crear perfiles falsos para seguir una cuenta de una persona o marca con el objetivo de que su mensaje tenga mayor difusión. En el mundo de la política o la publicidad es una práctica bastante habitual, aunque de ética bastante dudosa.

Bots de búsqueda de vulnerabilidades

Otro tipo de bots que pueden poner en cuarentena la seguridad de tu web son los dedicados a buscar errores o fallos en un determinado software para colarse dentro de un sistema o realizar un ataque.

Como sabes, cualquier programa informático es susceptible de presentar vulnerabilidades, por lo que es recomendable siempre tenerlo actualizado. Las versiones que se liberan se encargan de corregir fallos de seguridad que podrían poner en riesgo tu negocio.

Bots de ciberataques

Cuando hablamos de bots en informática no podemos olvidarnos nunca de esos robots destinados únicamente a dañar un sistema o acceder a él eludiendo las medidas de seguridad.

Los ataques DDoS (Distributed Denial of Service) realizan peticiones masivas y constantes utilizando una red de ordenadores distribuidos por varios países. Esto no significa que haya cientos de miles de personas intentando tumbar un servidor, sino que utilizan una red de bots que atacan de manera continua hasta dejar el servicio completamente inaccesible.

Es por ello que es muy importante las medidas de seguridad del plan de hosting en el que tengas alojada tu página web, ya que debe contar con características específicas para paliar este tipo de amenazas.

Bots de ataques de fuerza bruta

Siempre que podemos te hablamos de la necesidad de crear contraseñas seguras y robustas para tus aplicaciones y la explicación es esta. Existen bots con un diccionario de claves que son capaces de probar miles de combinaciones en solo un par de minutos. Incluso aunque no tengan tu nombre de usuario, muchas veces lo intentan con algún dato personal o incluso al azar.

Es por ello que cuanto más difícil sea la combinación que utilices, más complicado será para el bot adivinarla. Además, muchos servicios online o webs utilizan un sistema de reconocimiento tipo captcha para evitar estos problemas.

Spy bots

Este tipo de bots es utilizado con el fin de recopilar datos personales de páginas web para posteriormente venderlos para hacer publicidad.

En conclusión

Los bots han nacido para hacernos la vida mucho más fácil, tanto a nivel de usuario como si tienes un negocio. Existen tareas que ni aún teniendo todo el tiempo del mundo lograríamos hacer si no fuera por ellos.

En función del uso que se le de a estos bots es necesario distinguir entre bots buenos y maliciosos. Por ejemplo, los que nos ayudan con el envío de notificaciones a nuestros clientes podemos clasificarlos como buenos, pero esos que solo sirven para poner en riesgo nuestra seguridad nos pueden complicar bastante.

Y después de todo lo que acabamos de ver, ¿tú también piensas que los bots van a dominar el mundo? ¿O crees que ya lo han hecho?

¡Puntúa este artículo!

Total votos: 2. Promedio: 5

No hay comentarios

Escribe un comentario