POP3 o IMAP: ¿Qué protocolo elegir?

POP3 o IMAP

Cuando creamos una cuenta de correo en nuestro plan de hosting web, es habitual que nos surjan dudas a la hora de configurarlas en un gestor de email. Por nuestra experiencia sabemos que una de las dudas más habituales es qué tipo de protocolo elegir: POP3 o IMAP.

Pero empecemos por el principio. ¿Sabes en qué consisten cada uno de estos protocolos? ¿Conoces qué es POP3 o IMAP y en qué se diferencian? Y aún más importante, ¿sabes cuál debes elegir en tu caso?

¡Empezamos!

¿Qué son POP3 e IMAP?

POP3 e IMAP son los dos protocolos de recepción de correo electrónico más utilizados en Internet. Estos protocolos son los encargados de dar acceso a las direcciones de email y espacio web para que se pueda producir el intercambio de mensajes entre dos servidores.

Al ser los dos protocolos de correo más utilizados, POP3 e IMAP son soportados por la mayoría de gestores de correo como Outlook, Mozilla Thunderbird o Windows Live Mail.

Otro punto a tener en cuenta es que todos nuestros planes de Hosting SSD también permiten ambas configuraciones, por lo que simplemente debes conocer en qué consiste cada uno de estos protocolos para quedarte con el que mejor se adapte a tu trabajo.

POP3

POP3 o Post Office Protocol es un protocolo de recepción de correo electrónico que conecta el gestor o cliente de correo al servidor y que descarga todos los archivos en local.

Esto quiere decir que, cada vez que se descarga un correo electrónico en local (es decir, en un ordenador), se elimina automáticamente del servidor y solo se puede acceder al mismo a través del dispositivo en el que tienes configurada tu cuenta de email.

No obstante, es importante destacar que, cada vez son más los gestores de correo que también permiten tener una copia almacenada a nivel de servidor. Pero ojo, no es lo más común.

Ventajas de utilizar POP3

  • Ahorras espacio en tu plan de hosting, ya que los elementos no se almacenan a nivel del servidor, sino en el ordenador en el que tienes configurada tu cuenta.
  • Aunque no tengas una buena conexión o directamente no tengas acceso a Internet, sí puedes revisar tu bandeja de entrada y preparar nuevos elementos para enviar cuando recuperes la conexión. Aunque considera cómo de habitual es que te suceda eso en tu puesto de trabajo.

Desventajas de utilizar POP3

  • Como los correos se descargan en tu ordenador, estarás ocupando espacio en disco. Valora si te compensa consumir más espacio en tu servidor o en el ordenador con el que trabajas todos los días.
  • Solamente puedes acceder a tus correos desde tu ordenador y no desde otra oficina, otros móviles o una tablet.
  • ¡Ojo! Es importante tener siempre una copia de seguridad de tu ordenador. Un fallo en tu dispositivo o avería hará que pierdas toda la información.

IMAP

Personalmente IMAP , Internet Message Access Protocol, es el protocolo que yo establecería a la hora de configurar una cuenta de correo.

¿Por qué? Pues bien, trabajarás directamente sobre el servidor de correo. Es decir, todos los elementos que envíes o recibes quedan almacenados en tu plan de alojamiento web y esto hace que estén disponibles desde cualquier dispositivo que esté conectado a la red.

Ventajas de utilizar IMAP

  • Tus correos están siempre disponibles y puedes acceder a ellos siempre que quieras y desde cualquier dispositivo. Lo único que necesitas es tener conexión a Internet.
  • Todos los cambios que realices en tu correo (nuevos elementos enviados, borradores, etc.) siempre estarán sincronizados y se actualizan en todos los dispositivos desde los que te conectas.

Desventajas de utilizar IMAP

  • Si utilizas un plan de hosting en el que andas un poco justo de espacio podrías llenar fácilmente tu cuenta y sufrir cortes en tu web. ¿Lo ideal? Tener un servicio flexible y 100% escalable para evitar estos «problemas» puntuales.
  • Siempre necesitas tener conexión a Internet para poder utilizar tu correo. Pero piensa… ¿Es realmente esto un problema para ti?

Entonces, ¿mejor IMAP o POP3?

Símbolo de interrogación

No hay uno mejor ni peor. Todo depende del uso que le vayas a dar a tu correo, tu forma de trabajar y si tienes o no una conexión a Internet estable en tu puesto de trabajo.

Por ejemplo, si eres una persona que solo utiliza el ordenador en su oficina, no suele conectarse desde otros dispositivos y prefiere tenerlo todo siempre a mano en su PC, entonces POP 3 es una buena opción.

En cambio, si eres de los que quiere tener el correo configurado en su ordenador, en el móvil personal y también utilizas de vez en cuando una tablet… Entonces, ¡mejor IMAP!

Pero como ya te dijimos, tu forma de trabajar es la que definirá qué tipo de protocolo es el más adecuado para ti: IMAP o POP3.

Recapitulando…

POP3 e IMAP son dos protocolos de recepción de correo electrónico. Estas son sus principales diferencias:

  • Utilizando POP3 tus orreos se descargarán automáticamente en tu PC y ya no estarán disponibles a nivel de servidor ni desde otros dispositivos. Esto, en cierta medida, te permite trabajar sin conexión.
  • Utilizando IMAP puedes tener tu correo sincronizado y accesible desde cualquier dispositivo ya que la información queda almacenada a nivel de servidor. Lo único que necesitas en este caso para gestionar tus cuentas de email es conexión a Internet.

¿Dudas? La sección de comentarios está precisamente para ello.

¡Puntúa este artículo!

Total votos: . Promedio:

Verónica Casas

Licenciada en Comunicación Audiovisual y amante del mundo de las tecnologías y de todo lo relacionado con páginas web y marketing online. Dedico parte de mi tiempo a escribir en este blog con el objetivo de ayudarte a lanzar tu negocio online. ¡Emprendamos juntos este viaje!

No hay comentarios

Deja un comentario