Cómo acelerar WordPress al máximo

Cómo acelerar WordPress al máximo

Cuando queremos mejorar nuestro posicionamiento SEO, una de las primeras cosas que se nos vienen a la cabeza es acelerar WordPress al máximo. Pero, ¿por qué?

Mejorar la velocidad de tu web, es decir, mantener bajo control e intentar reducir los tiempos de carga supone una mejora a nivel de experiencia de usuario. ¿Te imaginas entrar en una web y tener que esperar 5 segundos cada vez que cargas una sección o cada vez que quieres ver la descripción de un producto? Lo más probable es que si estás ante una situación así la abandones de inmediato. Y ya sabes lo que significa esto, una mala experiencia de usuario, un aumento de la tasa de rebote y, cómo no, tus conversiones caerán drásticamente. Y hay algo todavía peor, Google te penalizará por ello, y bajarás tu posición en los resultados de búsqueda.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Si tienes una web lenta, tus usuarios la abandonan, pierdes conversiones, Google te penaliza, pierdes posicionamiento, entran todavía menos visitas a tu web, tus conversiones siguen empeorando… ¡Corta de una vez este círculo vicioso! Es hora de acelerar tu WordPress al máximo.

7 factores a tener en cuenta para acelerar WordPress al máximo

Acabamos de ver que mejorar la velocidad de WordPress es un aspecto básico para mejorar la experiencia de usuario de tu web y, por ende, para mejorar tu posicionamiento SEO y ganar tráfico a tu web. Así que ahora vamos a ver qué factores debes tener en cuenta para acelerar tu web al máximo.

1. Tu plan de hosting

Empezamos por el aspecto más básico. Cuando construyes una casa es importante asegurarse de que los cimientos son robustos, así que con tu página web ocurre exactamente lo mismo. Para que tu web esté visible en Internet necesita un plan de alojamiento web y, por supuesto, que este sea de calidad influirá directamente en el desarrollo de tu proyecto.

Pero, ¿qué características tiene que tener mi plan de hosting si quiero acelerar la velocidad de mi web?

  • Utilizar discos SSD: Los discos SSD son más ligeros que los convencionales y, el hecho de carecer de partes móviles, los convierte en más resistentes y rápidos. Por tanto, si buscas rendimiento y velocidad, son perfectos para ti. Si no tienes una web demasiado grande, un plan de hosting SSD es una buena opción para empezar. En cambio, si tienes una web más avanzada o tienes un ecommerce, un servidor VPS SSD es la opción más adecuada.
  • Estar aislado: ¿Qué quiere decir esto? Que si tienes tu web alojada en un plan de hosting compartido, tienes que asegurarte que tu proveedor utiliza algún sistema como CageFS, capaz de aislar virtualmente tu cuenta de alojamiento para que no se vea afectada por un posible mal uso de tus “vecinos” del servidor.
  • Estar optimizado: Otro aspecto a tener en cuenta es si tu plan de alojamiento te ofrece garantías de rendimiento. Los discos SSD son fundamentales, pero te recomendamos que elijas un plan de hosting que te ofrezca alguna prueba gratuita (o en su defecto garantía de reembolso) para que puedas comprobar por ti mismo que cumple tus expectativas.

2. Mide la velocidad de tu web

Para optimizar o acelerar WordPress al máximo una de las primeras cosas que debes hacer es medir los tiempos de carga de tu web. Es la única forma de comprobar si estás yendo o no por el camino adecuado.

Existen un montón de herramientas para hacer un test de velocidad web. Por ejemplo, puedes utilizar alguna de las que te mostramos a continuación, pero ¡hay miles!

  • Google Page Speed test: En una escala del 1 al 10, esta herramienta de Google te permite analizar cómo de optimizada está tu web, tanto desde dispositivos móviles como desde un ordenador.
  • GTmetrix: Aunque es una herramienta fremium, la versión gratuita es suficiente para analizar las principales métricas de tu web y obtener recomendaciones para mejorar los tiempos de carga.
  • Pingdom Tools: Quizá la más completa de esta lista. Te explica cuánto tarda en cargar cada elemento y te ayuda a conocer a qué aspectos de tu web debes prestar más atención.

¿Lo mejor? Probar las tres y quedarte solo con una para realizar análisis frecuentes de tu web. No todas utilizan la misma vara de medir, así que utilizar estas herramientas indistintamente podría liarte más de lo que te ayudan y los resultados no serían nada precisos.

3. Utiliza un plugin de caché

Plugins de caché para optimizar WordPress al máximo

Si lo que buscas es acelerar WordPress al máximo, un plugin de caché va a ayudarte bastante. Su tarea es la siguiente; realiza una copia exacta de tu web en HTML y la guardan en caché para que, cada vez que un usuario realiza una petición, entregar esa copia al instante en vez que realizar la solicitud al servidor y cargar todos los scripts PHP. Este simple paso te ayudará a mejorar drásticamente la velocidad de tu web.

Aunque en el repositorio oficial de WordPress haya un montón de plugins de caché para WordPress, nosotros te recomendamos alguno de estos dos:

  • W3 Total Cache: Uno de los plugins de caché más utilizados y mejor recomendados. Lo que más nos gusta es que es un plugin con un montón de opciones, muy completo y funciona bastante bien si tienes una web con mucho tráfico o un ecommerce. ¿Lo peor? Que al ser tan completo, la configuración es un poco más compleja que otros plugins. De todos modos, aquí te dejamos una guía para configurar W3 Total Cache en WordPress.
  • WP Super Cache: Otro de los plugins de caché más utilizados y con muy buenas recomendaciones en el repositorio. WP Super Cache no es tan completo como el que acabamos de ver, pero cumple perfectamente con su cometido. Y, además, es mucho más fácil de configurar. Si estás empezando con tu web o no tienes muchos conocimientos, quédate con esta opción. En esta guía te explicamos cómo configurar WP Super Cache en WordPress.

4. Optimiza las imágenes de WordPress

¡Siempre,siempre, siempre! Utilizar imágenes sin optimizar podría ralentizar tu web mucho más de lo que te puedas imaginar. Puedes utilizar un programa de edición o compresión de imágenes para no perder mucha calidad y, además, algún plugin que te ayude con esta tarea.

  • Lazy Load: El principal objetivo de este plugin es que las imágenes no carguen hasta que el usuario haga scroll hasta donde esté dicha imagen. Es decir, este plugin te ahorra tener que cargar todas las imágenes de una URL si el usuario no llega hasta ellas. En este artículo te explicamos con un poco más de detalle cómo configurar Lazy Load en WordPress.
  • EWWW Image Optmizer: Uno de los más conocidos y recomendados del repositorio oficial de WordPress. Este plugin se encarga de reducir el peso de todas las imágenes de tu web, tanto de las que ya tienes subidas como de las nuevas que vayas a utilizar más adelante.
  • Imsanity: Automáticamente este plugin se encarga de redimensionar el tamaño de tus imágenes al que tú establezcas.

5. Cuidado con los plugins que instalas

Hace ya tiempo que publicamos una guía con algunos consejos que deberías de seguir antes de instalar un plugin en WordPress, pero ahora vamos un paso más allá.

Los plugins nos encantan, nos ahorran un montón de tiempo y nos permiten hacer cosas con nuestra web que sin ellos sería casi imposible, pero tienen su parte negativa. Los plugins consumen recursos, y hay algunos que podrían ralentizar demasiado tu web. Así que utiliza el sentido común, si no lo necesitas, no lo instales.

6. Desinstala los plugins o temas que ya no utilizas

Si ya no utilizas algún plugin o alguna plantilla de WordPress, elimínalos de tu instalación por completo. Aunque estén desactivados, están consumiendo recursos igualmente y pueden suponer un riesgo a nivel de seguridad para tu aplicación.

Cuando desactivamos un plugin solemos olvidarnos de él por completo, ¿y sabes qué significa esto? Olvidarnos también de las actualizaciones de seguridad que van saliendo. Los hackers pueden utilizar cualquier vulnerabilidad para acceder a tu web y dejarla en cuarentena. ¡Así que, mucho ojo con esto!

Además, si en algún momento necesitas nuevamente ese plugin o esa plantilla, siempre puedes volver a acceder al repositorio oficial de WordPress para volver a descargarlo.

7. Minifica los recursos

La optimización de WordPress y la minificación de recursos van de la mano.

¿Qué quiere decir esto? Para acelerar WordPress al máximo es recomendable utilizar una compresión o unificación de código con el objetivo de reducir bytes innecesarios. Simplificándolo podemos decir que se trata de reducir espacios, sangrías, saltos de línea, etc. sin afectar al funcionamiento de tu web.

¿Cómo hacerlo? La forma más sencilla para minificar los recursos de tu web es utilizar un plugin como Autoptimize que optimiza automáticamente el código HTML, Javascript y CSS de tu aplicación.

Recapitulando

Acelerar WordPress al máximo es uno de los principales objetivos cuando tenemos una web. Tener un sitio rápido nos ayudará a ofrecer a nuestras visitas una buena experiencia de usuario, mejorar nuestras conversiones y, por supuesto, como Google todo esto lo valora muy positivamente, subir posiciones en el ranking.

Hay muchos factores que intervienen en la velocidad de WordPress, desde el plan de hosting que utilizamos, el peso de las imágenes, hasta los plugins que tenemos instalados en nuestra web. Así que no pierdas el tiempo y revisa cada uno de ellos para tener una web más rápida y mostrarle a Google que tú eres el mejor.

¿Dudas? Si tienes alguna pregunta o quieres dejarnos alguna recomendación, la sección de comentarios está justo para eso 🙂

¡Puntúa este artículo!

Total votos: . Promedio:

Verónica Casas

Licenciada en Comunicación Audiovisual y amante del mundo de las tecnologías y de todo lo relacionado con páginas web y marketing online. Dedico parte de mi tiempo a escribir en este blog con el objetivo de ayudarte a lanzar tu negocio online. ¡Emprendamos juntos este viaje!

2 Comentarios
  • Gonzalo
    Posted at 20:16h, 24 julio Responder

    Excelente post! Seguiré las recomendaciones.

    • Verónica Casas
      Posted at 16:57h, 05 agosto Responder

      Me alegra que te haya gustado Gonzalo 🙂

Deja un comentario