¿Cómo saber si una página es segura para comprar online?

Cómo saber si una página es segura

Comprobar si una página web es segura para comprar online es algo fundamental para mantener a salvo tu información personal, los datos de tu tarjeta de crédito o cualquier otra información sensible a la que no quieres que nadie tenga acceso. Y lo que es más importante todavía, para que esta información no sea utilizada con fines malintencionados a través de la Red.

Las estafas por Internet como, por ejemplo, el phishing o el smshing están a la orden del día. Es por ello que, saber si una página es segura o no te ayudará a mantener todos tus datos a salvo y no caer en manos de un ciberdelincente que pueda aprovecharse de ellos. Y no solo para comprar online, a la hora de navegar, suscribirte a un newsletter o enviar un formulario de contacto también es necesario asegurarte de que la página web es de fiar y que toda tu información está a salvo.

¿Quieres saber cómo comprobarlo y saber cuándo estás navegando en una página segura? A continuación te lo explicamos con todo detalle.

Cómo saber si una página es segura

Si tienes una web, un blog o una tienda online, seguro que no hace falta que te digamos qué elementos o características sirven para identificar a una página segura. Pero desde el punto de vista del usuario… ¿Es fácil identificar si estamos navegando por un sitio seguro? Sí, y cada día más.

Muchos navegadores insisten cada vez más en la importancia de la seguridad web. De hecho, tratan de ponérselo cada vez más fácil al usuario para que no caigan en ninguna trampa o estafa. Por ejemplo, Google Chrome ya marca como “Sitio no seguro” todas las páginas web que no tienen un certificado SSL instalado.

Además, estos navegadores valoran de forma positiva en las páginas de resultados (por ejemplo, las SERPs de Google) a las webs que son seguras para incentivar a los propietarios de páginas web que protejan las conexiones entre servidor web y navegador.  Al fin y al cabo, es la mejor opción para que los datos del usuario final no sean interceptados por ciberdelincuentes que puedan hacer un mal uso de ellos.

Pero vayamos al grano. Aquí tienes cuatro elementos o características que te permitirán identificar cuando una página es segura para poder comprar online o navegar con total tranquilidad.

1) Alerta de seguridad de Google y candado verde

Ya te lo hemos adelantado en la sección anterior. Cuando una página no es segura porque no tiene instalado un certificado SSL verás una alerta en el navegador. A continuación te mostramos cómo se muestra actualmente la alerta en Google Chrome:

En cambio, si las conexiones a la web están cifradas con un certificado SSL, es decir, es seguro enviar datos personales o cualquier otra información, verás que el navegador sustituye esta alerta por un candado en el que podrás obtener más información sobre la página web.

Ejemplo de conexión segura y cifrada en Google Chrome

Nota: Hasta la última actualización de Chrome, este candado era de color verde (ahora gris), aunque casi todos los navegadores lo siguen utilizando de ese color para hacer más visible que la página es segura.

2) HTTP Vs HTTPS

Lo más importante de todo. ¿La URL de la página por la que estás navegando utiliza el protocolo HTTP o HTTPS?

Cuando una web es segura y tiene un SSL instalado para cifrar las conexiones, la página deja de funcionar bajo el protocolo HTTP y lo hace bajo HTTPS (Protocolo Seguro de Transferencia de Hipertexto o Hypertext Transport Protocol Secure, en inglés).

Precisamente esta “s” final marca la diferencia entre una web segura y otra que no lo es. En una página con HTTPS puedes navegar con tranquilidad; tus datos viajan encriptados o cifrados y no van a ser interceptados por terceros.

Nota: El protocolo HTTPS combina HTTP y TLS, lo que hace  posible que todos los datos viajen seguros desde el navegador al servidor web. En Lucus Host somos conscientes de la importancia de ello, por eso ofrecemos un certificado SSL Let’s Encrypt en todos nuestros planes de hosting. Además, aquí te dejo un artículo por si quieres tener un poco más de información sobre Let’s Encrypt y en qué se diferencia de un certificado SSL de pago.

3) Sello de verificación

Muchas Autoridades de Certificación como Comodo también ofrecen sellos de verificación o validación que puedes añadir a tu web o tienda online para dar un plus de confianza a tus visitas.

Si has comprado online en alguna ocasión, seguro que te suenan algunos de estos sellos, ¿verdad?

Ejemplo sello de validación Comodo Página segura

Ejemplo de un sello de validación de Comodo.

Este sello significa que la web es segura y que puedes facilitar tu información de manera segura. Eso sí, para evitar correr riesgos innecesarios y que se trate de una web que intenta suplantar la identidad de otra, asegúrate siempre que la URL es correcta y que empieza por HTTPS y no por HTTP.

4) Nombre de la empresa en la barra de direciones

Cuando además del candado verde o que la URL empieza por HTTPS, ves que en la barra de direcciones se muestra además el nombre de la empresa, significa que dicha web ha ido un paso más allá para demostrar a sus clientes que su página es segura. En este caso, la entidad que emite el certificado SSL ha verificado no solo la propiedad del dominio, sino también de la empresa.

Técnicamente, una página que valida su organización ofrece el mismo nivel de seguridad que una web que solo muestra HTTPS en la barra de direcciones o el candado verde (es decir, el nivel de encriptación o cifrado es el mismo), pero a nivel de usuario no. Ofrece un nivel de confianza mayor para que cualquier visita sepa que la web por la que está navegando es segura.

Recapitulando…

Tanto las alertas de Google, como el candado verde en la barra de direcciones, el uso del protocolo HTTPS o los sellos de validación son características clave que te permiten identificar si una web es segura o no para comprar o navegar en ella.

A nivel de usuario es vital fijarse si e la web a la que vas a ceder tu información posee o no estos elementos. Es la mejor forma de mantener tus datos a salvo.

Pero si estás del otro lado y eres tú el propietario de una web o una tienda online, es importante también que protejas a tus clientes. Es el primer paso que debes dar si quieres ganarte su confianza 🙂

 

Verónica Casas

Licenciada en Comunicación Audiovisual y amante del mundo de las tecnologías y de todo lo relacionado con páginas web y marketing online. Dedico parte de mi tiempo a escribir en este blog con el objetivo de ayudarte a lanzar tu negocio online. ¡Emprendamos juntos este viaje!

No hay comentarios

Deja un comentario